“HAY QUE VOLTEAR LOS OJOS EN EL PERIFÉRICO DE MÉRIDA”

0
109

Las muertes por siniestros viales se redujeron por las restricciones a la movilidad, pero no hay que bajar la guardia sobre todo en el Periférico

POR AGENDA YUCATÁN

MÉRIDA (Noviembre 15, 2020).– Los siniestros de tránsito no son accidentes, ya que no ocurren de manera fortuita, son consecuencias previsibles y prevenibles y que tienen una causa, señaló el auditor en Seguridad Vial por el Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (Cenapra), René Flores Ayora, durante la conmemoración del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas por Siniestros Viales, que se realizó esta mañana en el Monumento a la Patria en el Paseo de Montejo.

“Una palabra puede hacer la diferencia. Necesitamos dejar de llamarles accidentes y comenzar hablar de siniestros. Al cambiar la manera en la que nos referimos a la seguridad vial, cambiaremos la manera de actuar frente a ellos”, añadió.

En lo que va de 2020, comentó, se han registrado 150 muertes por siniestros de tránsito que, en comparación con el año pasado, que fueron 322, hubo una reducción de 172 decesos que representaron el 53.42 por ciento. Esta disminución se debió al confinamiento y a las restricciones a la movilidad por la pandemia del Covid-19.

El ingeniero en Tránsito Vial exhortó a la ciudadanía a no bajar la guardia por la reducción de los números y “hay que voltear los ojos” en el Periférico de Mérida, que sigue siendo la vía más letal de Yucatán.

Según el informe del 2019 de Peatones y Ciclistas Fallecidos (Ni una muerte vial), el Periférico de Mérida ocupa el cuarto lugar de las 50 calles más mortales del país.

“Hay que hacer acciones en materia de ingeniería de tránsito. Y, algo que ha resultado a nivel mundial y se ha comprobado con evidencia científica, es la reducción de la velocidad. En Europa, había carreteras de 90 km por hora, se redujeron a 80 km/h y las muertes por siniestros viales se redujeron en un 50%. Es por esa razón que el Periférico de Mérida debe tener una velocidad máxima de 80 km/h y las calles laterales 50 km/h”, explicó.

La gran cantidad de muertos, reiteró, fueron porque no se respetaron los límites de velocidad.

En relación con las rotondas más peligrosas de Mérida son Altabrisa y Correa Riacho. “Circular en las glorietas es una forma sencilla. Necesitamos transitar a 30 km/h para que todos los de la rama puedan circular de manera simultánea. Ese es el secreto”.

Mientras en las avenidas, de acuerdo con el reglamento de vialidad, se debe transitar a 60 km/h, pero para una mayor seguridad vial se debe reducir a 50 km/h tanto para peatones, ciclistas y motociclistas.

MOTOCICLISTAS, LOS QUE MÁS MUEREN

De 2015 a la fecha, 106 personas han perdido la vida. El 80 por ciento de los fallecidos fueron las personas más vulnerables: peatones, ciclistas, motociclistas y automovilistas y acompañantes.

Los motociclistas, abundó, son quienes más han fallecido en siniestros viales. “La moto es el vehículo más versátil, pero es peligrosa. Con el pellizco de una banqueta o una piedra, se puede tener una coalición”.

Además, los motociclistas no tienen un casco certificado. “Es importante que todos los motoristas usen su casco certificado DOT-SNELL-ECE, ya que puede proteger la vida. También es importante que todos circulen con la luz encendida”, dijo.

Entre las acciones para salvar vidas, enlistó, son abrocharnos el cinturón de seguridad, no hablar ni textear por el celular, llevar a los niños en un sistema de retención-Silla portabebé, no conducir con alcohol y sobre todo respetar los límites de velocidad.

“Al año, en el mundo, mueren un millón 300 mil personas en siniestros de tránsito. Esto equivale a que cada 24 segundos una persona muere a consecuencia de un siniestro vial. Las edades que mueren, son gente en edades productivas entre los 19 y 29 años”, informó.

Cada siniestro de tránsito es evitable y es necesario una campaña emocional objetiva en seguridad vial para concienciar a cada uno de los automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones para que se conduzcan de una manera ordenada en la vialidad, concluyó.

EFEMÉRIDE | RECONOCIMIENTO

Hace 15 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los estados mientras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptaron la Resolución 60/5 de la Asamblea General de la ONU el 26 de octubre de 2005, en la que se pide un Día Mundial (cada tercer domingo de noviembre) en recuerdo de las Víctimas de Tránsito-Tráfico como un “Reconocimiento apropiado para víctimas de siniestros de tránsito y sus familias”.

  • CARMEN GARAY, PRECURSORA
    • En Mérida, hace 10 años, un grupo de periodistas y especialistas en Seguridad Vial y Transporte celebraron el primer Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas por los Siniestros de Tránsito en el Paseo de Montejo con calle 43. Entre las precursoras estuvo la hoy fallecida Carmen Garay.
  • OBJETIVOS
    • Los objetivos de la efeméride están recordar a todas las personas muertas (que tienen nombre y apellido) y heridas de gravedad en las calles, avenidas y carreteras.
  • VITAL TRABAJO
    • También reconocer el trabajo vital de los servicios de emergencia: paramédicos: enfermeras, doctores y oficiales de la Seguridad vial, que se ocupan a diario de las traumáticas secuelas de los siniestros de tránsito.
  • LLAMAR LA ATENCIÓN
    • Llamar la atención sobre la respuesta legal, generalmente, trivial a las muertes y lesiones culposas en las vialidades.
  • UNA MUERTE ES MUCHA
    • Abogar por un mejor apoyo a las víctimas del tránsito y sus familias, ya que hace una semana atropellaron y dieron muerte a Julio Cih Huchim, de Maxcanú, cuando conducía su tricitaxi y lo arrolló un motociclista, dejando en el lugar de los hechos su casco. “Ojalá que la Fiscalía (General) del Estado y la SSP lleguen hasta las últimas consecuencias, una muerte es mucha”, señaló el maestro en Ciencias con especialidad en Ingeniería de Tránsito René Flores Ayora.
  • DETENER MÁS MUERTES
    • Promover acciones basadas en evidencia científica para prevenir y eventualmente detener más muertes y lesiones por los siniestros de tránsito, que son prevenibles, evitables y que tienen una causa, indicó el experto en seguridad vial.
En los últimos cinco años, el 80 por ciento de los fallecidos fueron las personas más vulnerables: peatones, ciclistas, motociclistas y automovilistas y acompañantes [CRÉDITO: Agenda Yucatán]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here