EL ALCALDE RENÁN BARRERA CONCHA SE VA, PERO DEJA UNA MÉRIDA DEFICIENTE

0
72

La capital yucateca se queda con una crisis económica por la pandemia y otros problemas que la presente administración no resolvió, señalan regidores de oposición

POR AGENDA YUCATÁN

MÉRIDA (Febrero 8, 2021).– El alcalde Renán Barrera Concha, quien ayer formalizó su inscripción como pre-candidato de Acción Nacional para un tercer mandato, se va, pero deja Mérida con deficiencia en los servicios públicos, una ciudad dividida, en donde el sur continúa en el abandono y el norte, privilegiado por la atención de los servicios; problemas de movilidad, obras públicas a capricho, crisis económica por la pandemia, entre otros problemas pendientes de la actual administración.

El posicionamiento de los ediles está firmado por Ana Gabriela Aguilar Ruiz y Alejandrina León Torres, del PRI; Fausto Sánchez Torres y Mariana Jiménez Gudiño, de Morena, y Gamaliel Gutiérrez Beltrán.

A continuación, el texto de los regidores:

Señor Presidente Municipal, después de seis años usted se va, pero ¿que nos deja?
Nos deja:
Una ciudad a oscuras por una deficiente iluminación debido a su mala gestión. La falta de luz significa mayor inseguridad, por eso ya no somos la ciudad más segura del país.
Nos deja:
Una Ciudad desigual, Mérida es hoy una de las 10 ciudades donde es más caro vivir, pero solo beneficia a algunos: Departamentos nuevos de lujo que no pagan todos los impuestos, y la Vivienda social que si es afectada.
Nos deja:
Una ciudad dividida, reprobada por ONU-Habitat por su mala distribución del espacio público, con un sur en abandono y un norte privilegiado por su atención y apoyo.
Nos deja:
Una ciudad de obras caprichosas, demostrado con una falta de intervención del municipio en una ciclovía insuficiente y mal planeada, con grandes afectaciones que pondrán en riesgo la seguridad de los ciclistas.
Nos deja:
Una ciudad en crisis y sin atención ante la pandemia. Sin que la autoridad municipal haya sido empática con los ciudadanos.
Nos deja:
Una ciudad caótica, sin solución eficiente al transporte público, con una inconclusa reubicación de paraderos, sin propuestas de solución de la autoridad municipal.
Nos deja:
Una ciudad abandonada, con espacios públicos sucios y desaprovechados, habitados sólo por la basura y la maleza.
Nos deja:
Una ciudad sin estrategia Ambiental, con un ineficiente manejo de la basura, sin una correcta inversión en la promoción cívica para separar residuos, y con uno de los peores tratamientos de aguas residuales en todo México.
Nos deja:
Una ciudad fragmentada, con promesas incumplidas en materia de drenaje como en Las Américas y otros fraccionamientos.
Nos deja:
Una ciudadanía ignorada, sin solución a sus problemas de movilidad, como los 260 mil ciudadanos afectados que han dejado de usar semanalmente el paso a desnivel de Paseo de Montejo.
Nos deja:
Una ciudad intransitable, con el triple de baches y miles de reportes ignorados.
Señor Alcalde eso es todo lo que nos deja, una ciudad segregada, con problemas y sin bienestar; nos deja pretextos más que resultados.

No firmaron el posicionamiento, Sofía Castro Romero, de Morena; Liborio Vidal Cañetas, integrante de la bancada priista, pero que en abril del año pasado aprobó la solicitud del empréstito, y Richar Mut Tun, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Regidores de las bancadas del PRI y del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) exhiben las deficiencias en las que se queda Mérida, después de dos administraciones del alcalde Renán Barrera Concha [CRÉDITO: Cortesía]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here