Joven alerta de un estafador de Tinder en Mérida; narra su historia

0
94
Joven alerta de un estafador de Tinder en Mérida; narra su historia

Con el estreno de “El Estafador de Tinder” salió a la luz en México un caso similar en donde una mujer narra que fue víctima de un modus operandi similar.

El documental, que narra la historia de Simon Leviev y su método para engañar a mujeres de Tinder para robarles grandes sumas de dinero, es uno de los más vistos de la plataforma de streaming.

Leviev buscaba obtener la confianza de sus víctimas, a la vez que las llenaba de atenciones y cariño, para después estafarlas.

Ante la popularidad de este contenido, una usuaria de redes sociales decidió compartir su historia, a la vez que advirtió a otras mujeres para que eviten caer en sus redes.

La usuaria identificada como Sofía Abraham residente de Mérida, Yucatán, publicó un hilo de Twitter en el que cuenta lo que le sucedió en una aplicación de citas, tras contactarse con Guillermo Ortega.

“Bueno, después de ver #thetinderswindler, y como ya pasaron casi dos años, creo que ya puedo hablar de cómo fui catfisheada (estafada) por un tal Guillermo Ortega (ojo, si digo su nombre es porque quiero evitar más víctimas de las que ya hay)”, comenzó su relato.

La víctima comenta que el hecho sucedió al principio de la pandemia, en 2020, cuando el confinamiento llevaba unas escasas semanas.

Tras entrar a Tinder halló a Guillermo, quien solo tenía en su perfil tres fotos de mala calidad, sin embargo, Sofía pudo percibir que se trataba de un hombre “guapo, alto, piel blanca, cabello negro rizado y un lunar característico en el rostro”, quien además aseguraba ser médico.

“Hice swipe a la derecha. Hicimos match. Supongo que empezó como cualquier plática. En realidad he bloqueado tantas cosas en mi memoria, que no me acuerdo de detalles”, asegura la víctima.

Luego de entablar pláticas comenzaron a enlazarse a través de WhatsApp y otras redes sociales y la supuesta confianza que comenzó entre ellos, hizo a Guillermo hablar de sus supuestos trastornos de ansiedad, depresión y tendencias suicidas.

“Un día pasamos a llamadas. Si me marcaba, su número siempre aparecía como “desconocido” aunque estuviera grabado, y su voz se escuchaba distorsionada, como de película de miedo cuando te llaman para avisar que mañana te matan. La excusa: “Mi micrófono del cel se mojó”. Le creí”, relata.

Aunque ella trató de concretar un encuentro en vivo, pues algo le indicaba que había algo extraño respecto a Guillermo, él puso como excusa la pandemia, pues temía contagiar a su madre, con la que vivía.
Además de afirmar que ella le gustaba y la quería, el sujeto un día le dijo que quería suicidarse, chantajes que comenzaron a ser recurrentes.

Después de que Sofía le contara acerca de sus inseguridades, Guillermo las usó para insultarla, todo disfrazado de “preocupación”.

“La cosa se empieza a poner turbia cuando usaba cosas que le contaba para joderme la cabeza; si le decía que soy insegura con mi cuerpo decía: ‘No me gustan gordas; tienes que bajar. Me preocupo por ti porque soy doctor. Yo hago chingos de ejercicio; no puedo estar contigo así’”, comenta Sofía.

Después de presionarlo para tener un encuentro en vivo, Guillermo accedió a pasar un fin de semana en la playa con Sofía, y se comunicó con su madre, hermana y prima para planear el viaje perfecto.

“Les preguntó qué me gusta comer, le pidió permiso a mi mamá para que vayamos y mil cosas más. Un día antes de esa “súper cita”, yo le digo que no quiero ir, que no lo conozco, que me da miedo y que prefiero verlo primero en persona y después decidir si nos vamos a algún lugar”, menciona en su publicación la joven.

Inicia la investigación minuciosa

Tras el problema suscitado por el rechazo Sofía se propuso descubrir quién era realmente el sujeto, por lo que comenzó una investigación minuciosa, hasta que dio con una conocida que lo seguía en Instagram.

Luego de contactarse con ella descubrió que la otra joven tenía una historia similar con Guillermo, tras contactar a otras mujeres con vivencias similares, Sofía fue más allá en su investigación.

“Un día (mi parte favorita), decido encontrar su casa. Tenía 5 pistas claves: sabía la colonia y la zona específica; la casa era de una planta, no tenía coche, tenían dos perritos y me sabía el nombre de la mamá. Así que decido salir con una amiga de cacería. Yo iba a encontrarla”, relata.

Después de encontrar a la supuesta madre del sujeto, y su casa, ella decidió enfrentarlo y decirle que se vieran, a lo que él respondió con una negativa y desconfiando de ella.

Sofía descubrió la verdad

“Al principio no me creyó, pero cuando describí la casa y le dije que su mamá estaba en la puerta regando, todo cambió. Empezó a preguntarme cómo encontré la casa y decirme que estoy loca, que menos va a salir porque “qué miedo”, soy una intensa y seguro le voy a hacer algo”, menciona.

Cuando Sofía se negó a seguir entablando una relación con él, aunque fuera a distancia, el sujeto le confesó que no era doctor, y que esa no era su voz, por lo que le hizo una llamada, que, para sorpresa de la víctima, fue realizada por una persona con voz de mujer.

“Quedé fría. Me dice entre lágrimas que su nombre es Mariana, que nunca quiso lastimarme, que todo lo que decía era real y que me amaba. Yo tenía demasiadas dudas, mucho por decir, y necesitaba verle la cara para comprobar que todo era real. Estaba en shock”, asegura Sofía.

“Un año después, en junio de 2021, me llega un mensaje por Instagram de una “Verónica” (also fake name), preguntándome si conozco a Guillermo Ortega, que sabe que yo soy “la ex” y que tiene muchas dudas. Básicamente me dice que le hizo lo mismo que a mí pero por MIL.”

Al parecer Mariana lo volvió hacer con otra joven con quien llevaba hablando por seis meses, quien incluso fue estafada con un viaje, ya que pagó un viaje a Cancún. De igual manera Verónica dijo que Mariana recetó medicinas a su mamá y creyendo que era docto, casi la mata.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here