“TRABAJÉ COMO DEBE SER”: ROSITA ACOSTA

0
637

La candidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la alcaldía de Celestún mencionó que al no tener las oportunidades abandonó los estudios, pero la escuela y la vida la formaron

POR IRBIN FLORES PALOMINO

CELESTÚN (Mayo 26, 2021).– Más que un segundo mandato al frente del Ayuntamiento, Rosa Alva Acosta Narváez quiere devolverle al puerto el esplendor que se perdió en 2015. “Cuando yo estuve, trabajé como debe ser. Me enfoqué en la educación, la salud y la seguridad pública”, recordó la hoy candidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la presidencia municipal.

En este proceso electoral, Rosita, como le llaman los celestunenses, aparecerá por tercera ocasión en la boletas de regidores. No es la primera ocasión, ya lo hizo en 2012 bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en candidatura en común con el PVEM y ganó.

Volvió a aparecer en 2018, pero la suerte no le favoreció. “Yo no perdí. Me robaron la elección, me hicieron fraude electoral. Yo metí los recursos de impugnación a la Fepade y a los siete meses me respondieron, era demasiado tarde”, precisó.

Entrevistada por Agenda Yucatán, Rosa Acosta recordó a la niña, que a los 9 años de edad, abandonó los estudios para trabajar duro, conseguir el sustento económico y forjarse uno de los varios negocios que emprendió en el puerto.

También nos compartió de los logros obtenidos cuando fue alcaldesa en el periodo 2012-2015. “Di todo por Celestún, siempre dije que los recursos eran para el municipio y así fue”, precisó.

Después de casi 10 años de vivir una tragedia personal, la candidata nos comentó cómo se repuso de la muerte de su hijo Ricardo, a quién se refirió como “su Ricky”, y la importancia de continuar luchando por sus otros retoños y nietos.

“Rosetita”, la niña sin oportunidades

Rosita nació el 1 de marzo de 1961. Es hija del matrimonio que formaron el profesor en mecanografía Alfonso Acosta y Briceño y Victoria Nárvaez Aké. La octava de nueve hermana, desde niña trabajó en la elaboración de tabletas de chocolate y tortillas hechas a mano que entregaban en las tiendas.

“Me dicen ignorante porque no tengo preparación académica, pero la vida me formó. Desde niña he sido muy trabajadora. Yo llegué hasta el quinto grado de primaria porque no había para mis libros, los uniformes. Antes, el gobierno del Estado no te apoyaba, si yo tuviera las oportunidades que muchos tienen, ¡puchis! sería una abogada que defiende a las mujeres”, expresó, mientras soltó una discreta sonrisa.

“Rosetita”, como le dijo su fallecido padre, aseguró que desde niña le gustaba trabajar para tener “su dinerito” y ante la falta de oportunidades que le truncaron continuar sus estudios, la vida y la calle la formaron para desarrollar los negocios que emprendió llegó a la adultez.

“En mi niñez vendí dulces de cocos, cocadas, pan de coco, atropellado y todo lo que me ponían a vender lo hacía con tal de ganarme unos centavitos. Porque me gustaba ganarme mi propio dinero, aprendí a trabajar”, mencionó.

Luego, recordó, doña Victoria puso una lonchería. “Rosetita” vendió fruta y verdura en las calles del puerto.

Años más tarde, en el barrio de Hobonché abrió una lonchería, uno de los negocios más recordados por los celestunenes. Los comensales disfrutaron de varieda de licuados, así como salbutes, panuchos, tamales, caldos y tortas.

Rosa Acosta incursionó en la venta de artículos electrodomésticos, pero la inestabilida del peso frente al dólar ocasionó que lo dejará para incursionar en la venta de material para construcción en 1994.

–Mi hermano “La Coracha” me invitó a poner una tienda de material para construcción, pero a mí las cooperativas nunca me han gustado. Después de hablarlo, él prefirió sus lanchas y yo me quedé con el negocio que en las subidas y bajadas, como ahora con la pandemia, he mantenido –reconoció.

CONTINUARÁ…

Rosa Alva Acosta Nárvaez, candidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la presidencia municipal, habló de porque quiere ser alcaldesa de Celestún y de los desafíos a los que ha enfrentado como niña, mujer y madre [CRÉDITO DE LA IMAGEN: Cortesía]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here