La Tucha-Cabaré aún tiene mucho que decir

0
404

MÉRIDA (Mayo 29, 2019).– A través del “pirixismo”, Dodi Maleanta provoca, incita y reflexiona, comentó Roberto Franco, quien retoma la obra “La Tucha Cabaré” que se presenta el 1 de junio a las 9 de la noche en el Centro Cultural Tapanco.

La palabra, que sería la fusión del vocablo maya “Pirix” (nalgas) y vedetismo, fue creación de la primera actriz Eglé Mendiburu, quien “tiene una capacidad maravillosa para acuñar términos”.

Para el actor, el Cabaret es más que despojarse la ropa en el escenario porque “ser cabaretera implica estar muy informada y al día de los acontecimientos. Y tener una mediana capacidad de análisis y crítica”.

Sobre la fama que tiene Franco de siempre desnudarse en sus espectáculos, él aceptó que “casi es verdad, pero jamás es gratuito ni por ocurrencia”.

La necesidad de crear

“La Tucha Cabaré” se inició de manera genuina y de una necesidad de Roberto de crear, de opinar sobre los hechos del país, del entorno que lo rodea y de las personas. Y en el cabaret encontró “una herramienta extraordinaria para hacerlo”.

–Es un espectáculo muy honesto, porque no pretendo demostrar ni ser ejemplo de nada. Es Dodi Maleanta hablando de frente con sus amistades, con el público, así, en confianza total –señaló.

Además de Mérida, el proyecto se ha presentado en escenarios de Bacalar y Cancún, en Quintana Roo, así como en el Festival de Cabaret de Xalapa.

En cada reposición, el corazón de Franco se regocija antes, durante y después de la presentación. “El nivel de comunicación y contacto con el público, durante la función, es delicioso, y a la Maleanta el coño se le llena de flores, amores y primores”.

Los espectáculos, definió, no son inamovibles, “ni estáticos, crecen porque crezco, se amoldan amorosamente al espectador”.

“La Tucha Cabaré” es nostálgico y honesto. “Varios capítulos de la vida de Roberto están presentes, pero pintados desde la voz de Dodi Maleanta. Me inspiro –entre muchas referencias– en la película ‘El lugar sin límites’, dirigida por (Arturo) Ripstein y basada en la novela de (José) Donoso; el personaje de ‘La Manuela’, interpretado magistralmente por Roberto Cobo ha alimentado mi imaginario cabaretero”, describió.

En esta creación también están presentes la diva Sara Montiel, Betty Paige, y las grandes diosas de la cinematografía como Dolores del Río, Rita Hayworth, Marlene Dietrich.

“No pretendo demostrar ni ser ejemplo de nada. Es Dodi Maleanta hablando de frente”, comentó.

 “Trans Cabaré”, “La pierde-almas”, y “Casa mala. Dragaret” son puestas en escena que Franco seguirá presentando “porque aún tienen cosas que decir, y hay público que repite y está pendiente de cada nueva reposición”.

Para el sábado, el también bailarín estará acompañado del pianista Ricardo Moo y dos amistades que lo “ayudarán a dar el ambiente cabaretero previo a la función”.

Sobre Tapanco, Franco mencionó: “se caracteriza por ser un lugar inclusivo y abierto, solidario que busca tejer lazos entre los ciudadanos y el arte. Ha cobijado a Dodi desde sus inicios, y hemos generado una sinergia enriquecedora para ambas partes”. 

El trabajo con Dodi no sólo se restringe a los escenario, también ha participado y colaborado con asociaciones civiles, en conferencias y conversatorios sobre igualdad y contra la discriminación. Incluso ha colaborado como ponente en cursos de sensibilización sobre género y diversidad para profesores y administrativos de la Uady, y recientemente para jueces y magistrados de Yucatán, comentó el actor Roberto Franco. [Crédito: Zero Grados]







LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here