Nuevo rumbo para el Gran Museo del Mundo Maya

0
213

MÉRIDA (Mayo 28, 2019).- Después de siete meses de diagnóstico, el Gran Museo del Mundo Maya (GMMM) tendrá un sentido nuevo a partir de cuatro pilares: destino, refugio, memorias y vivencias. La estrategia pretende que los visitantes se apropien del recinto, comentó la secretaria de la Cultura y las Artes de Yucatán, Erica Millet Corona.

–Estamos dirigiendo los esfuerzos al diseño de las actividades que realmente le devuelvan al espacio la vocación museística y, en el caso de hacerla accesible a la comunidad, que lo tome como un espacio suyo y que pueda disfrutar –comentó.

En estas nuevas direcciones, la profesionalización del personal y los servicios ha sido motivo de orgullo para la funcionaria estatal. “Antes no era así. Ahora el trabajo se diseña con objetivos y propósitos específicos”, señaló.

Un ejemplo del trabajo realizado por el Instituto de Historia y Museos de Yucatán, a cargo de Ana Méndez Petterson, fue que se desmontó la única exposición, que estuvo desde la inauguración del edificio hasta principios del 2019, en la sala temporal. Para septiembre se inaugurará “Tiempos de milpa”, que será la segunda muestra en ese recinto.

Como parte del proceso de apropiación de los yucatecos, se incluyeron actividades relacionadas con el disfrute y la participación de la comunidad con el espacio. Sin embargo, falta mucho para que esa percepción se consolide y “que la gente pueda voltear los ojos hacia el museo y pueda convertirse en un polo de atractivo turístico”.

Erica Millet destacó que otro de los objetivos es convertir al GMMM en un refugio para la comunidad. “Qué los espacios abiertos para el museo se utilicen para la recreación, el esparcimiento, el descanso, el estudio de quienes lo visiten. Se trata de ofrecer las facilidades para que la gente así lo sepa y lo conozca y así decida hacerlo suyo”, dijo.

Otros espacios como la cafetería y fuente de sodas forman parte de los atractivos para que el respetable decida apropiarse y adueñarse de los espacios para prolongar su estancia en el museo por el número de horas que decidan hacerlo, independientemente de las exposiciones que se trabajarán.

Recordó que el objetivo de los museos está en activar la economía de la zona y la vida cultural de las comunidades en las cuales están enclavadas.

Por Irbin Flores Palomino

El Gran Museo del Mundo Maya (GMMM), que al año requiere de 260 millones de pesos para su operación, tendrá un nuevo rumbo basado en cuatro puntos: destino, refugio, memorias y vivencias. [Crédito: Irbin Flores Palomino]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here