Fueron los “agitadores” foráneos: Gobierno del Estado

0
118

MÉRIDA (Enero 20, 2020).– El gobierno del Estado responsabilizó a los “agitadores profesionales” de la violencia generada el pasado domingo en la marcha ciudadana, que fue desde Paseo de Montejo hasta la calle 60 con 35 del Centro Histórico.

Esta mañana, al inaugurar la fábrica de vidrios Millet en Conkal, el gobernador Mauricio Vila Dosal reconoció la lucha pacífica de quienes tienen genuinas demandas.

Aquí en Yucatán respetamos el derecho de toda la gente a manifestarse y los apoyamos, y los exhortamos a que lo sigan haciendo. Manifestarse contra el gobierno o contra cualquier causa que ellos crean conveniente.

Sin embargo, “no podemos permitir en Yucatán es lo que pasa en otros estados de la República, donde la gente cree que por tener el derecho a manifestarse puede golpear soldado, golpear marinos y puede golpear policías.

“Aquí en Yucatán no vamos a permitir que ningún elemento de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ni del Ejército, ni de la Guardia Nacional sean golpeados y humillados como pasa en otros lugares del país. Tampoco podemos permitir que las manifestaciones se conviertan en lo que sucede en estados como Michoacán, Oaxaca, Guerrero o Ciudad de México, donde la gente a su paso causa destrozos, además de agredir a los cuerpos de seguridad”, comentó.

El gobernador Mauricio Vila habló un día después sobre los disturbios ocurridos en la protesta de ayer, en el marco de su primer informe de resultados. #AgendaYUC #CapturandoLaHistoria #Ciudadanos

Posted by Agenda Yucatán on Monday, January 20, 2020

Vila Dosal mencionó que una “una caravana”, de aproximadamente “300 ó 400 personas”, avanzaba rumbo a la zona hotelera, donde estaban alojados turistas nacionales e internacionales, se desarrolla la Bici Ruta y está el Centro Intenacional de Congresos (CIC) Yucatán, sede del primer informe de resultados que tuvo por invitados al jefe de Asesores de la Oficina de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel, representante del gobierno federal, y otros ocho gobernadores invitados.

Para impedir que la manifestación llegará al área antes mencionada, “se creó un cerco policíaco”, pero un grupo de 50 manifestantes, que el gobernador calificó de “agitadores profesionales” empezaron a “empujar” a los policías y como no surgió efecto, quitaron las vallas de seguridad, “jalaron a dos elementos, a quienes les despojaron de sus escudos y equipos de protección” para luego “jalar a otro, que fue golpeado” y un elemento, sin autorización de sus superiores, lanzó una granada de gas lacrimógeno lo que dispersó la manifestación.

El agente, “un policía tercero, ha sido suspendido mientras se realiza una investigación de parte de la Secretaría de Seguridad Pública, porque actuó sin autorización de sus superiores”, añadió.

Horas después, en la sede del Ejecutivo Estatal, la secretaria general de Gobierno, María Fritz Sierra, replicó el mismo discurso en el que responsabilizó a gente de otras entidades de reventar la marcha pacífica.

“Aquí en Yucatán no nos gusta la violencia. Los yucatecos no somos violentos y no podemos empezar a tener ese tipo de comportamientos agitados por gente que viene de otros lados de la República”, comentó.

La secretaria general de Gobierno, María Fritz Sierra, mencionó que no permitirán que en Yucatán las manifestaciones se conviertan en lo que sucede en Michoacán, Oaxaca, Guerrero o Ciudad de México, donde la gente a su paso causa destrozos, además de agredir a los cuerpos de seguridad. [CRÉDITO DE LA IMAGEN: Dirección General de Comunicación Social]

Hizo un llamado a los inconformes para retomar el diálogo. “Les invitamos a que vayan a Palacio de Gobierno, sus representantes, a platicar y resolver lo que se pueda resolver. Lo que no se pueda resolver, que quede por qué no y que quede claro la competencia de quién es”, dijo.– REDACCIÓN

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here